La Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá – AAAB hace saber a la opinión pública que nos parece deplorable que el gobierno de Juan Manuel Santos esté destinando recursos públicos para promover una creencia religiosa particular.

En concreto, nos referimos a la “amplia comitiva” que el presidente Juan Manuel Santos llevará en representación del Estado colombiano a la ceremonia de canonización de María Laura de Jesús Montoya, en el Vaticano; rito que sólo atañe a los adherentes del mito católico.

Siendo Colombia un estado laico, no se explica este desproporcionado despilfarro del dinero de los contribuyentes; más aún cuando el único representante del Estado colombiano, por mandato expreso de la Constitución, es el mismo Presidente y no ningún tipo de comitiva.

Como representante del Estado, precisamente, al Presidente le corresponde tomar una posición de imparcialidad frente a las distintas confesiones e iglesias, pues es presidente de todos los colombianos y no solo de los practicantes de un credo particular, además de ser el símbolo y el garante de la unidad nacional constitucionalmente establecida.

Siguiendo la línea jurisprudencial de la Corte Constitucional en este ámbito, consideramos necesario que sean los miembros de esa “amplia comitiva” quienes paguen su propio viaje al Vaticano, y que en caso de que el viaje sea pagado de las arcas públicas, se hagan de público conocimiento los costos del viaje y el Presidente se ofrezca a reponer esos dineros de su bolsillo.

La AAAB ya ha interpuesto un derecho de petición en ese sentido, junto con otros dos, destinados a impedir el despilfarro de recursos públicos en la creación de un mausoleo de esta figura popular del catolicismo y a que no se cree un festivo en el calendario civil por cuenta de esta creencia religiosa particular, que violaría la libertad religiosa de todos los no-católicos.

Atentamente,

Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá – AAAB